Feria del Libro 2022 en Lima: Cultura, política y reacción

Durante más de dos semanas entre julio y agosto de este 2022 las estatuas del parque de los próceres en Jesús María se vieron rodeadas de planchas de melanina para albergar el evento cultural con más convocatoria en Lima. Más de cien puestos de venta de prestigiosas empresas editoriales e instituciones educativas con precios relativamente asequibles al masivo público familiar, aprovechando las vacaciones de mitad de año de los estudiantes. A continuación, un repaso por cinco obras que se presentaron durante estas fechas.

Una larga fila de estudiantes de ciencias sociales buscaba la firma del octogenario historiador y profesor universitario Waldemar Espinoza Soriano quien refiere que le tomó tres décadas concluir su más reciente libro “Pueblos y Cabildos de Naturales en el Virreinato del Perú”.

En su conferencia de presentación de la obra apuntaba que efectivamente los indígenas eran llamados “naturales” en los documentos oficiales de la colonia y que la ubicación desperdigada de sus localidades por el territorio fue todo un problema para la evangelización que llevaban padres franciscanos y jesuitas por lo que las autoridades virreinales llevaron a cabo un ambicioso programa de urbanización. Ciudades para los españoles de más abolengo, villas para los españoles de menos fortuna y provenientes de sectores campesinos en la península y pueblos para los indígenas. Todas siguen un mismo modelo de plaza principal cuadrada con su palacio municipal e iglesia como las actuales ciudades peruanas. Cabe resaltar que la gran mayoría de estos centros poblados tenía agua y desagüe desde antes que varias urbes europeas.

El ex viceministro de salud pública Juan Arroyo fue también director del sector en Tumbes por lo que conoce muy bien el impacto de la masiva migración de venezolanos al Perú. Junto a otros médicos ha publicado un libro sobre las políticas sanitarias dirigidas a este sector de la población.

“En el futuro las personas vivirán más en el tiempo que en el espacio” acotó en la presentación del título “Salud y Migración: Cómo el sistema de salud peruano ha atendido a los venezolanos”. Comenzó mencionando a los tres millones de compatriotas que viven en el extranjero para luego centrarse en el millón cuatrocientos migrantes del país llanero que han llegado. No escatimó en responsabilizar a anteriores gobiernos derechistas por alentar este flujo masivo en la lógica del grupo de Lima de desacreditar al régimen de Nicolás Maduro. Por otro lado acusó que la informalidad en nuestro país otorga la apariencia de una supuesta inserción laboral de los migrantes quienes sufren el costo social en cuanto a la precarización de su calidad de vida, salud, educación. Acusa que las sucesivas gestiones en el Poder Ejecutivo pasaron de una política migratorias de puertas abiertas a una política de securitización con restricciones y criminalización.

Maritza Ortiz es otra especialista del equipo quien relató que al vacunar a una de las primeras personas mayores venezolanas en recibir la dosis contra el coronavirus ésta dijo que era la primera vez que sentía al Estado peruano en su cuerpo. Remarcó que nuestra sociedad tendrá que responder en veinte años ante los hijos peruanos de los migrantes venezolanos por cómo se trató a sus padres. Por su parte el médico Alexis Holguín apuntó a que la falta de estrategias de comunicación del ministerio en el pasado perjudicó a migrantes que ignoraban políticas sanitarias como por ejemplo los tratamientos gratuitos para la tuberculosis o el VIH.

Mientras el sector salud se adapta a nuevas realidades sociales, el jurídico también a los cambios políticos. A propósito de las recientes modificaciones a la Ley de Relaciones Colectivas de Trabajo, el reconocido juez laboralista Javier Arévalo Vela desarrolla la historia de las complejas negociaciones entre trabajadores y empleadores en su libro “Derecho colectivo al trabajo” el cual fue presentado en la primera semana de agosto. Repasa desde la aparición del pensamiento libera en el siglo XVIII el cual se vio enfrentado a los gremios de obreros, el código penal del 1810 de Napoleón que expresamente ilegalizó los sindicatos, hasta 1871 y 1884 cuando las monarquías inglesa y francesa aceptaron reconocerlos y regularlos respectivamente.

El magistrado recalcó que las leyes de derechos individuales nacen de las luchas sociales las cuales son colectivas por lo que las huelgas y protestas que uno puede encontrarse en las calles y carreteras no son más que la manifestación del derecho al trabajo. “Toda norma laboral debe ser producto del consenso”.

Fernando Varela Bohórquez es otro abogado laboralista ex alumno de Javier Arévalo quien en la presentación diferenció que mientras en una empresa privada los trabajadores apuntan a participar en el reparto de utilidades, los de una institución pública piden sueldos acordes con el presupuesto asignado al sector. Reiteró la urgente necesidad de un código laboral del trabajo en el Perú que unifique las leyes laborales dispersas.

Cabe resaltar que mientras expertos en economía y Derecho laboral, literatos e historiadores presentaban sus obras, en diferentes áreas de la feria no faltaban las quejas y rumores por parte de trabajadores de diferentes casas editoriales participantes sobre maltratos laborales, jornadas extensivas sin pago de horas extra, practicantes no remunerados y otras vulneraciones invisibilizadas tras la feria.

En un evento tan masivo cuyo objetivo es atraer al público más joven no podían faltar las presentaciones musicales. Una de las últimas noches a inicios de agosto se presentó el mítico grupo limeño Del Pueblo del Barrio cuyos veteranos integrantes relataban cómo participaban en las luchas sociales contra la dictadura militar. El guitarrista Piero Bustos contó que querían dedicarse al rock pero la escasez y costos de instrumentos musicales en los años setenta los llevó a decantarse por la trova. Mientras estudiaba en la universidad San Marcos fue detenido en 1975 por quince días y la poetisa Dalmacia Ruiz le compuso un poema, el cual fue leído durante el concierto.

En otra fecha a inicios de agosto, cientos de muchachos se agolparon en la Feria del Libro para escuchar a la banda Uchpa, famosa por mezclar blues rock con estridentes solos de guitarra eléctrica y música andina en quechua.

Del Pueblo del Barrio, mítica banda limeña.

Uno de los libros más vendidos de la feria fue presentado por su autor, el economista y profesor de la Universidad del Pacífico Carlos Parodi Trece. “Perú 2011-2022: Economía, Política y Sociedad” es un libro de auto contenido en el sentido que puede ser leído por personas no entendidas en estas disciplinas puesto que en sus primeros tres capítulos desarrolla un marco teórico y analítico de la economía y la política para luego aplicarse en el contexto peruano.

Aunque desde su postura liberal, el profesor Parodi aborda las fallas estructurales en el manejo de la economía peruana en el país que explicarían por qué mientras las cifras macroeconómicas lucen muy optimistas en las últimas décadas, en lo microeconómico este crecimiento no impacta en una mejora de la calidad de vida. “La economía no es una creencia” sentenció durante la presentación. “Es una ciencia social y no un acto de fe” resaltó su colega Hugo Perea, investigador del grupo BBVA.

La obra aborda la innegable relación entre lo relativamente bien que va la economía y lo mal que va la política en el Perú. En su último capítulo comprende cómo todo este manejo de los últimos años desembocó en la gestión de la pandemia del coronavirus en el país y sus trágicos resultados. El economista y docente universitario Oswaldo Molina refiere que el libro brinda al autor las herramientas para analizar las medidas económicas aplicadas por los gobiernos.

La memoria histórica está siempre presente en los espacios culturales como ocurrió en la presentación del último libro del ex presidente Alberto Fujimori, hoy preso por corrupción y violaciones de derechos humanos. La llegada de grupos ultraderechistas a la Feria del Libro para respaldarlo despertó el espontáneo repudio del público. “El mejor presidente del Perú” decía el ex congresista fujimorista Miki Torres a su portátil en una presentación que tuvo que ser resguardada por personal de seguridad para evitar enfrentamientos con la mayoría de asistentes que rechazaban esta afrenta a la historia reciente del país. La cultura siempre atacada por la extrema derecha.

La presencia de grupos extremistas como La Resistencia causó indignación entre el público el último fin de semana.

Sobre el autor o autora

Alan Benavides Romero
Periodista redactor y fotógrafo de derechos humanos y conflictos sociales.

Deja el primer comentario sobre "Feria del Libro 2022 en Lima: Cultura, política y reacción"

Deje un comentario

Su correo electrónico no será publicado.


*