Un “narco-golpe” en Ecuador: análisis del escritor italiano Roberto Saviano

Escrito por Mariella Villasante

Roberto Saviano, nacido en Nápoles en 1979, es uno de los mejores especialistas de los medios mafiosos de Italia y de otros lugares del mundo. Luego de sus estudios de filosofía en la Universidad de Napoles, empezó a colaborar con artículos de periodismo de investigación en los diarios L’Espresso y La Repubblica. Se hizo conocido a nivel mundial en 2006, cuando publicó su libro Gomorra, donde describe con gran detalle el medio mafioso de la Camorra napolitana. Su denuncia meticulosa del sistema de los clanes mafiosos ha puesto su vida en peligro pues ha recibido amenazas de muerte, por lo cual desde 2006 vive bajo protección policial permanente [algo similar a lo que le sucedió al escritor Salman Rushdie luego de que publicara su novela Versetos satánicos en 1989 y que el ayatollah Khomeini publicara una fatwa exigiendo su asesinato por blasfema]. En el libro Gomorra Saviano ha descrito la criminalidad organizada y los tráficos de drogas, de armas, de falsificaciones y de desechos tóxicos. La Camorra ha expandido sus actividades a España, donde “lava dinero” mal habido. Además, ha tomado el control de las importaciones de cocaína en Europa a través de redes instaladas en Madrid y en Barcelona. Está temática de las redes criminales y el narcotráfico mundial es analizado sistemáticamente por Roberto Saviano; asimismo, ha tomado posición contra la política anti migratoria europea, sobre todo en Italia, donde la extrema derecha triunfa en las elecciones en los últimos años. 

Además, ha recibido varios reconocimientos a su obra, citemos el Premio Pen/Pinter International Writer of Courage Award, en 2011, y el Premio Giovanni Falcone por la Justicia, en 2012. Entre sus principales obras podemos citar: Gomorra (2006); La belleza e l’inferno (2009); La parole contro la camorra (2012); Vieni vía con me (2012); Zero, zero, zero. Viaggio nell’inferno de la coca (2014); et Bacio feroce (2017). 

Desde 2010, Roberto Saviano difunde un “periódico independiente, social y participativo”, que transmite reportajes, encuestas, historias y videos en You Tube [Fanpage.it]. El 13 de enero publicó un programa sobre la crisis de violencia de Ecuador, muy valioso pues contiene ideas brillantes para comprender mejor esta delicada problemática que concierne también el Perú, América latina y el resto del mundo. Gracias a la colaboracion de mis amigos Silvia Folchi y Antonio Bartoli de Siena, que realizaron la transcripción italiana, propongo una traducción castellana de su exposición1.  

Veremos que Saviano presenta un examen incisivo y lucido de la situación actual de expansión de la producción y del consumo de droga —debida al mal vivir en los países occidentales y no occidentales—, que implica la profusión de mafias que propagan la violencia extrema para poder desarrollar sus actividades delictuosas. Su conclusión es muy esclarecedora: se necesita abrir un debate público en las sociedades civiles del Sur y del Norte sobre las causas del consumo de droga, sobre la legalización de drogas ligeras [como en Uruguay], y sobre las negociaciones indispensables entre los gobiernos y los jefes de los cárteles para mantener la paz social. De otro modo las mafias mexicanas, colombianas, peruanas e internacionales podrán continuar la destrucción del orden democrático y profundizar las olas de violencia y de caos como está sucediendo en Ecuador. 

En ese marco, recordemos que el Perú ocupa la segunda posición en producción de cocaína (785 toneladas en 2021), después de Colombia (972 toneladas) y antes de Bolivia (317 toneladas) [ver la infografía más adelante]. Los carteles mafiosos peruanos forman parte de las redes latinoamericanas (mexicanas, colombianas, ecuatorianas, venezolanas) e internacionales, y están generalizando sus actividades criminales en todo el país. Las respuestas estatales de represión, de militarización y de “mano dura” no son suficientes para frenar esta expansión del narcotráfico y de la corrupción generalizada ello implica. Los análisis de Roberto Saviano tienen mucha pertinencia para comprender la situación de nuestro país y empezar a pensar en soluciones a largo plazo, en defensa del estado de derecho y de la democracia. 

Se está produciendo un narco-golpe en Ecuador

Un narco-golpe es muy diferente de los clásicos golpes de Estado sudamericanos, y no sólo sudamericanos, que estamos acostumbrados a estudiar u observar. 

Quienes dan un golpe de Estado quieren tomar el control de un Estado, quieren sustituir al gobierno legítimo, al que consideran ilegítimo por alguna razón. El golpe de Pinochet, el golpe en Irán, los diversos golpes brasileños.

Estas experiencias no tienen nada que ver con el narco-golpe. El narco-golpe sólo tiene un objetivo: aterrorizar al Estado y obligarlo a negociar. Así consigue más y más cosas, consigue más y más impunidad. 

Pero para entender cómo nació el narco-golpe en Ecuador, hay que ir a él: Adolfo Macías, conocido como Fito, el líder de Los Choneros, un verdadero cártel, el cártel hegemónico en Ecuador en este momento. Relataré cómo surgieron y cuáles fueron sus orígenes. Fito está en la cárcel cuando decide poner en marcha una estrategia de fuga totalmente inédita, por lo que sabemos. Empieza a dejarse crecer la barba y es detenido con barba y pelo largo. La foto más difundida de Fito lo muestra con barba “mangiafuoco” [come fuegos], pelo largo, torso desnudo, físico descuidado y calzoncillo visiblemente de marca. 

Mientras está en la cárcel, en los días de Navidad, pide una visita de consulta del médico. Le autorizan, va al médico, el médico, al parecer, por la información que nos llega de Quito, tiene una habitación al lado de donde entra y sale una ambulancia, y de esa habitación regresa. Días después, llegamos al 7-8 de enero, Fito tiene que ser trasladado de la cárcel de Guayaquil al juzgado. Es ahí cuando se dan cuenta que Fito no es Fito. No era el barbudo de la celda. Se sustituyó por un doble, un sosia. Probablemente Fito se subió a una ambulancia, o a una de esas camionetas que llevan droga a la cárcel, y desapareció.

Adolfo Macías, Fito, líder de Los Choneros (Tribun Sumsel, 11 de enero de 2024)

Cuando el Presidente Daniel Noboa [quien asumió el cargo el 23 de noviembre de 2023] recibió esta información, inmediatamente declaró el estado de emergencia por 60 días. Esta decisión generará la insurrección de los carteles. En efecto, Fito —de esto sólo tenemos indicios y no pruebas—, da la orden: insurrección. Narcotraficantes, pistoleros, camioneros del clan se transforman en narco pistoleros. No hay estrategia, simplemente hay un objetivo: disparar, quemar, crear inseguridad. 

¿Qué hacen los cárteles? Por ejemplo, disparan frente a una escuela. Graban este dramático vídeo de una niña con uniforme escolar con el costado completamente ensangrentado porque ha sido alcanzada por una bala. Ella no era el objetivo. Simplemente dispararon contra los coches de los padres, que acababan de ir a recoger a sus hijos al colegio. Pero es sólo uno de los muchos vídeos terribles, auténticos atentados aleatorios con coche bomba. Ponen una granada de mano de verdad y la atan a una especie de cartón, cuando los autos pasan por encima explota. Han cogido a varios narcos en los semáforos con bazucas, que parece que no se usan. Aparecen en los jardines y esposan a la gente al azar. Llegan incluso, y fue quizá el vídeo más difundido, a ocupar un estudio de televisión de una emisión en directo. Y lo hacen a propósito, claramente. 

Se cubren la cara y se ve que no están preparados. Con camisetas, con las manos, con pañuelos, incluso con sombreros. Nada organizado, y el ‘boca a boca’ pasa por Tiktok e Instagram.

Haz violencia, mata a quien puedas, secuestra a quien puedas. Se hacen tridentes artesanales en las cárceles y se diezma a los miembros de la guardia de prisiones. Se eligen al azar, se les ahorca o se les dispara en la cabeza. Esto ocurre en cuestión de horas. Los 60 días que el presidente había declarado la emergencia alarmaron a Fito. Emergencia significa helicópteros, puestos de control, emergencia significa trenes parados, emergencia significa camiones registrados y sobre todo barcos que no salen hasta después del registro. Fito sabe que 60 días significan millones y millones de dólares diarios perdidos, porque cualquier actividad se detiene porque hay presión de la policía y el ejército, al menos de la parte no corrupta de la policía y el ejército, y esa presión sólo termina si alguien te delata o te mata. 

El contexto de la crisis: el cártel Sinaloa se instala en Ecuador en 2018

Así que Fito sabe: o hago que Ecuador se levante o estoy muerto. Y así sucede. Pero veamos el contexto. Cómo es posible que una nación que durante los años 80 y 90 no tuvo cárteles de la droga, Ecuador no tuviera los problemas de sus dramáticos vecinos Perú y Colombia. La riqueza de Ecuador residía en la banana. El presidente es hijo del empresario bananero más importante de Ecuador y entre los más importantes del mundo, y el petróleo, por cierto, fue descubierto recientemente. 

Hoy ni plátanos ni petróleo. El recurso es la cocaína. Pero, ¿qué ha convertido a Ecuador en un Estado con más de 20 asesinatos diarios y la presión constante de los narco-cárteles más importantes del planeta? 

El punto de inflexión llega en 2018. En 2018, el cártel mexicano de Sinaloa, liderado por El Chapo Guzmán y El Mayo Zambada2, y que tiene el monopolio de facto del tráfico de cocaína, decide trasladar la mayor parte de sus almacenes de coca a Ecuador. Y lo hace porque está ensayando un plan: encontrar un nuevo punto de partida, un nuevo centro para los envíos a Norteamérica, pero sobre todo a Europa y Asia. 

Joaquín Guzmán, El Chapo Guzmán, capturado en Sinaloa el 22 de febrero de 2014 (RFI)

La ruta del Pacífico es una ruta muy importante. Y quieren explorarla partiendo de Ecuador. Pero hay otro problema. Gran parte de la coca sale de Venezuela, un Estado fallido con un cártel criminal completamente aliado del Gobierno, el cártel de Los Soles. Se llama así precisamente porque el sol está en la insignia de los generales venezolanos. [El otro cartel importante es El tren de Aragua, con ramificaciones en Colombia, Perú, Bolivia y Chile]3. Pues bien, el cártel de Los Soles siempre sube los precios del transporte marítimo. Digamos que ellos deciden el precio, que sube, sube, sube, hasta que los cárteles mexicanos deciden romper la relación, o al menos reducirla y construir un nuevo espacio. Este espacio es Ecuador. 

No sólo eso, la demanda mundial de cocaína aumenta constantemente, por lo que Colombia y Perú producen, producen, producen cada vez más, junto con Bolivia.

Sinaloa busca entonces un interlocutor y lo encuentra. Lo encuentra en un grupo, Los Choneros. ¿Saben cuántos eran cuando la primera reunión, allá por 2008? Diez. El cártel que hoy comanda Fito es un cártel que suma, entre el número de soldados y flanqueadores, unas 10 mil personas. Y tiene una mano de obra inducida de cerca de un millón de personas. En un país de 20 millones de habitantes. 

Sinaloa necesita almacenar hojas de coca por millones. Y necesita un lugar tranquilo y seguro. Acude a Los Choneros, que aceptan. Pero en la mente del Chapo Guzmán y del cártel de Sinaloa esto es sólo un primer paso. El trato es muy rentable para un grupo de tipos que se dedicaban a beber, emborracharse, fumar crack y cocaína, y hacían lo que se conoce como microtráfico. Traficar afuera de las escuelas, extorsionar en hoteles turísticos, eso hacían Los Choneros, llamados así porque originalmente eran, no los diez, una parte de ellos, de Chone. Pero crecen criminalmente, y aún hoy su cuartel general está allí, en la ciudad de Manta. 

Países productores de cocaína en América del Sur (OPNCD 2021).
Primer productor: Colombia (972 toneladas), segundo productor: Perú (785 toneladas),
tercer productor: Bolivia (317 toneladas)

El negocio es simple: almacenar coca por un millón de dólares a la semana. Los Choneros trabajan bien. Sinaloa se siente garantizado. Y viene el segundo paso: el refinado, que siempre se ha hecho en Colombia, y las FARC colombianas, Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, se financiaban con narcóticos, cocaína y cacao, y en menor medida, oro. 

El ELN, otra guerrilla hermana, Ejército de Liberación Nacional, se financió con marihuana, y sigue combatiendo.

Las FARC impusieron reglas muy precisas. Sólo cultivamos coca donde nosotros decimos, sólo refinamos donde nosotros decimos y sólo nosotros podemos refinar. 

Tras la caída de los grandes carteles, Medellín y Cali, que tenían el monopolio mundial de la producción de cocaína, los grandes gestores del narcotráfico colombiano fueron la guerrilla de las FARC y muchos micro grupos, que hoy de hecho sirven al narcotráfico mexicano. 

La verdad es que las FARC llegaron a un tratado de paz con el gobierno [en 2016] precisamente porque el narcotráfico mexicano se había vuelto demasiado poderoso. Sus costes aumentaban, su coca ya no tenía mercado. Pero esa es otra historia.

Tras la caída de las FARC, los micro cárteles pueden crecer donde quieran. La producción debe aumentar. Ya nadie controla. Cada vez llegan más hojas de coca a Ecuador. Cuando se decide abrir las refinerías, el dinero se duplica: de un millón a la semana empieza a ser dos millones a la semana, dos millones y medio a la semana. El cártel crece, crece y crece. Los Choneros ponen cada vez más gente en nómina. Invierte mucho en construcción, en recogida de basuras, en política. Los Choneros se convierten en las referencias del cártel en Sinaloa como centro de almacenamiento y refinado, y finalmente, el gran cambio: después del almacenamiento y el refinado viene el transporte. 

Al cabo de un tiempo consiguen hacerse con el control de los puertos, infiltrarse y comprender que desde los puertos ecuatorianos se puede llegar a cualquier parte.

La estrategia de la inmunidad a las fuerzas del orden provoca el aumento de la violencia criminal

¿Cómo reaccionó el gobierno? Publicando un vídeo en el que la oposición y la mayoría unidas, sentadas juntas, todas en el mismo bando, anuncian que han dado inmunidad a los hombres de uniforme. Los soldados y policías, hagan lo que hagan, no sólo no serán condenados, sino que ni siquiera serán juzgados. Por lo tanto, un hombre de uniforme hoy en Ecuador puede disparar a quien le parezca, si piensa que esa persona es un narcotraficante o su flanqueador. Y no tendrá que responder ante sus superiores ni ante un tribunal. 

Pues bien, esto no solucionará las cosas, sino todo lo contrario. En primer lugar, hay una parte importante del ejército y la policía ecuatorianos que son corruptos, pero ese no es el problema principal. El problema principal es que cuanto más aumenta la violencia, más sucede lo que quieren los narcotraficantes. La violencia debe dispararse. Todo el mundo debe sentirse inseguro, tratar de escapar, los aeropuertos parar [de funcionar], todo debe entrar en caos. ¿Por qué? Porque lo que esperan es, en primer lugar, una masacre de los ‘narco guerrilleros’, sin más. Es decir, el ejército tiene que matar, y ellos lo saben, a la mayor cantidad posible de narcoguerrilleros. Al mismo tiempo tiene que haber un momento de negociación. ¿Será con Fito? Lo dudo. Estoy convencido de que, en este momento dentro de Los Choneros, como sucedió con Sinaloa, un bando está tratando de entregar, vivo o muerto, a Fito a cambio de ventajas sobre sus economías, sus propiedades, su condición en prisión. Pero lo que sucederá lo sabremos en los próximos días. 

Hay que recordar que Los Choneros siempre han dialogado con las instituciones. Cuando el Presidente Noboa declaró el estado de emergencia nacional por 60 días, Los Choneros se sintieron traicionados. Pero, ¿cómo? ¿Uno de nuestros interlocutores se permite tal cosa? 

Será difícil para quienes nos escuchan pensar que podemos mantener un interlocutor mientras arrestamos a un jefe. Pero es así. También es así para las mafias italianas, albanesas, francesas, rusas. Los Choneros casi han subcontratado el control de las prisiones. 

Las cárceles sudamericanas desbordan en Perú, Argentina, Brasil. No tienen ni idea: desde los delitos más pequeños, desde alguien que robó una rueda de un coche parado para venderla, hasta alguien que asesinó degollando a los clientes de alguna prostituta. 

Las cárceles sudamericanas están saturadas, y su gestión es muy difícil. Muy a menudo, esto ocurre en muchos países, incluso en el Caribe, la gestión de la cárcel se delega a un grupo, es decir, “si no haces motines mejoramos la comida, y esto pasa por ti, dejamos entrar a tus afiliados con más cosas, una buena televisión, de vez en cuando alguna novia, algo de droga, para que cumplas tu condena en una dimensión más cómoda.” Y Los Choneros durante años han sido eso. Por eso a Los Choneros les bastó un momento para tomar el control de las cárceles ecuatorianas.

La relación con la política de los cárteles ecuatorianos en los últimos años ha sido dramática

Los Choneros adoptan una línea muy dura contra los políticos que no negocian, que no se alían, o que dejan de aliarse, quizá buscando a otros grupos. Las últimas elecciones presidenciales fueron una carnicería. Acabaron con el rival más importante del actual presidente. Se llamaba Fernando Villavicencio, un dirigente centrista amenazado por pancartas que le invitaban a salir a la calle con chalecos antibalas [asesinado el 9 de agosto de 2023]. Declaró “mi protección es mi pueblo y el consenso, y quien está conmigo.” En lugar de ello, fue tiroteado ante las cámaras apenas terminado un mitin. 

La misma historia para Pedro Briones, líder de la izquierda radical ecuatoriana [asesinado el 14 de agosto de 2023]. Y luego el asesinato del alcalde de Manta, cuna de Los Choneros, Agustín Intriago [el 15 de septiembre de 2023]. Cualquiera que se interponga entre Los Choneros y sus objetivos está muerto. Y quieren que eso sea obvio, claro para todos. 

[El fiscal César Suarez fue asesinado el 17 de enero en Guayaquil, él se ocupaba del proceso penal de 13 hombres que habían tomado TC Televisión el 9 de enero en Guayaquil]. 

Las conexiones de Ecuador con el narcotráfico internacional

Precioso es el papel de Italia en relación con el narcotráfico ecuatoriano. La conexión entre las organizaciones mafiosas italianas y los cárteles ecuatorianos a través de la mediación albanesa y mexicana es muy estrecha. ¿Albaneses? Sí, han oído bien. Sí, porque en Ecuador había —hasta 2020, hasta que se desmanteló un cártel albanés, al menos, eso parece— un cártel albanés. Kompania Bello se llama, y su jefe, Dritan Rexhepi [capturado el 10 de noviembre de 2023 en Estambul], manejaba directamente las relaciones entre los carteles europeos, de Europa del Este y del Mediterráneo con Ecuador. 

Consumo de cocaína en el mundo (ONUDD, NIH), 2022. América latina (30%), Europa (24%), Estados Unidos (22%), África (2,3%), Asia (2,1%)

En 2022 se realizó una incautación récord de más de 200 toneladas de cocaína en el puerto de Guayaquil. Pero el hecho impresionante es que la mayor parte de la coca incautada en Italia en los últimos años —me refiero a las incautaciones en el puerto de Livorno, en los puertos de Vado Ligure y, en menor medida, en Gioia Tauro— procede de Ecuador. Al igual que la mayoría de las incautaciones de personas llamadas “las mulas”, que tragan o transportan cocaína, proceden de Ecuador. No hay vuelos directos Ecuador-Madrid o Madrid-Milán, [por lo cual] suelen hacer escalas para intentar no levantar sospechas. Así que salen de Ecuador, van primero al Perú, de Perú a México, de México a España, de España a Italia

Pero curiosamente, antes de Italia como destino final de los envíos de coca desde Ecuador, tenemos Holanda, Bélgica, Francia y España.

A menudo la coca que llega a estos países que he enumerado, por ejemplo, al puerto de Rotterdam, [Holanda] es manipulada por los italianos o los serbios, o por las mafias kosovares y marroquíes. Pero la porosidad de los puertos europeos, sobre todo post Covid, es realmente exponencial. 

Dos detalles me llamaron la atención sobre la ‘narco-centralidad’ de Ecuador en los últimos años: un cargamento incautado en 2022 con destino a Georgia, y otro cargamento, más reciente, en mayo de 2023 con destino a Armenia. He aquí que el narcotráfico ecuatoriano, mejor dicho, el narcotráfico mexicano, ha empezado a llenar de cocaína Europa del Este. No es que los cárteles anteriores no lo hicieran, pero desde el conflicto ruso-ucraniano, las puertas del narcotráfico se han abierto de par en par. El mercado casi se ha triplicado en consumidores, y las organizaciones criminales disponen de tanto dinero y poder de negociación que importan toneladas de cocaína. 

El consumo de droga, sus causas y la destrucción de la democracia

Por último, esta historia afecta a todo el mundo. Afecta a todos porque las drogas no son la excepción, las drogas son la norma. Lo que ocurre es que no saber hacer frente al mal de vivir y al sufrimiento de vivir en Occidente y fuera de Occidente está llevando a la destrucción de la democracia

Narcos, mafias, significa mercados dopados, empresas con competencia desleal, significa corrupción, significa manipulación del consenso público, significa destrucción de las reglas democráticas.

Haber eliminado de cualquier debate democrático una reflexión sobre las adicciones, una reflexión sobre el consumo, haber desechado el debate sobre la legalización de las drogas blandas, un paso importante, que por ejemplo se hizo en Uruguay para frenar la invasión de los cárteles mexicanos, de hecho, haber dispersado ese patrimonio de debate y de conocimiento lleva exactamente a lo que está pasando en Ecuador.

Una última reflexión, miren las escenas en las calles de Ecuador para entender el poder de las organizaciones mafiosas. Si las instituciones, si la sociedad civil se negara a dialogar, a negociar, y las organizaciones criminales decidieran prender fuego, se acabaría el orden, el equilibrio, la paz. Bastan unas pocas personas para que se pierda todo control. 

Este es el poder de las mafias, pequeñas en número, de hecho, unos pocos soldados, pero que arrastran una avalancha de malestar que no se puede detener si no es tratando con ellos. 

Este es el horror de las mafias. Esto es lo que están haciendo ahora mismo en Ecuador, pero esto ocurre todo el tiempo, sólo que a menudo se detienen un momento antes. Hace poco pasó en Haití, pasa en Jamaica, en Montenegro. Hay una parte del mundo criminal que está esperando que el comportamiento de las instituciones encienda la luz verde de un levantamiento mafioso-terrorista, o que se detenga. Las mafias italianas también lo hicieron en los años noventa. Es sencillo. O tratamos con el narcotráfico, o el narcotráfico se ocupa de nosotros.

***

  1. Fanpage.it, Roberto Saviano, 13 de enero de 2024, Ecuador, il narcogolpe, subtítulos en italiano y en inglés, https://www.youtube.com/watch?v=O5DWicfSM-g ↩︎
  2. El Chapo fue extraditado por los Estados Unidos en 2017 y purga una condena de perpetuidad en una cárcel en el Estado de Colorado. Desde entonces, sus hijos (sobre todo Ovidio Guzmán) e Ismael Zambada, El Mayo, cofundador del cartel de Sinaloa, se libran una lucha a muerte para definir quién ocupará la dirección del cártel de Sinaloa (Euronews del 18 de octubre de 2019).
    ↩︎
  3. El Chapo fue extraditado por los Estados Unidos en 2017 y purga una condena de perpetuidad en una cárcel en el Estado de Colorado. Desde entonces, sus hijos (sobre todo Ovidio Guzmán) e Ismael Zambada, El Mayo, cofundador del cartel de Sinaloa, se libran una lucha a muerte para definir quién ocupará la dirección del cártel de Sinaloa (Euronews del 18 de octubre de 2019).
    ↩︎

Sobre el autor o autora

Mariella Villasante
Doctora en antropología (École des Hautes études en sciences sociales, París), investigadora asociada al Instituto Riva Agüero y al Instituto de democracia y derechos humanos, PUCP. Especialista del Perú y de Mauritania. Comenzó sus trabajos de campo entre los Ashaninka de la selva central en 1978, obtuvo su Licencia en antropología en la PUCP en 1983. Luego estudió en la Universidad de Ginebra en 1983, y empezó sus trabajos de campo en Mauritania en 1986-1988. Tuvo su tesis doctoral en la École des Hautes Études en Sciences Sociales de Paris en 1995 (Laboratoire d’anthropologie sociale, Collège de France). Ha retomado sus investigaciones en el Perú en 2008, centradas sobre la violencia política en el país y entre los Ashaninka y Nomatsiguenga de la selva central. Ha traducido y publicado el Hatun Willakuy en francés en junio de 2015. Sobre Mauritania, ha publicado artículos y cuatro libros. Sobre el Perú ha publicado una treintena de artículos, la traducción al francés del Hatun Willakuy [2015], y tres libros: Violence politique au Pérou. Essai d'anthropologie de la violence, (2016); Chronique de la guerre interne au Pérou, 1980-2000 (2018). En octubre de 2019 ha publicado: La violencia política en la selva central del Perú, 1980-2000. Los campos totalitarios senderistas y las secuelas de la guerra interna entre los Ashaninka y Nomatsiguenga. Estudio de antropología de la violencia, Prefacio de Salomón Lerner. Un libro de síntesis ha sido publicado en octubre de 2022: La guerra interna entre los Ashaninka y Nomatsiguenga. Estudio de antropología de la violencia y Muestra fotográfica (CD de música ashaninka tradicional), Instituto Riva Agüero-PUCP e IDL. Desde 2019 trabaja sobre las creencias, el chamanismo y el arte musical ashaninka en colaboración con el Instituto Riva Agüero y el Centre de recherches en ethnomusicologie (CREM, Francia).

Deja el primer comentario sobre "Un “narco-golpe” en Ecuador: análisis del escritor italiano Roberto Saviano"

Deje un comentario

Su correo electrónico no será publicado.


*