Artículos de Eduardo Toche

El agónico declive de la privatización

Emergió el peor escenario que jamás se pudo suponer. PPK evidenció una vez más que su interés no fue generar alguna posible estabilidad política -que nunca quiso esforzarse en entender- sino en defenderse de las crecientes evidencias de sus actividades de siempre –el lobby- que podrían conducirlo a un proceso judicial y, eventualmente, la cárcel. En otras palabras, nada resultó siendo tan individualizado y personalizado como los objetivos presidenciales de PPK.


Todavía no hemos visto nada

El presidente Castillo debe gobernar, seguramente, en el momento más delicado que le ha tocado vivir al país en los últimos 30 años.


Gritos y susurros sobre la corrupción

El presidente Castillo consideró que una misión de la OEA podía venir al país para investigar la corrupción y detectar culpables, de su gobierno y los anteriores.


Derecha reciclada

La derecha peruana jugó sus últimas cartas para vacar a Castillo antes de finalizar el año, fracasando estrepitosamente. Sin embargo, no es momento de celebraciones porque la infección sigue en pie, aun cuando la fiebre haya bajado momentáneamente algunas líneas.


Gobernar desde la izquierda sin morir en el intento

El golpe de timón del presidente Castillo, al aceptar la renuncia de su Premier y, a renglón seguido, no ratificar en su cargo al ministro de Trabajo, tiene una gran importancia, que ya ha sido resaltada. Sin embargo, no está demás subrayar algunos aspectos.


2016 en el horizonte

Nos acercamos al tramo final del gobierno del presidente Humala. También al fin de un ciclo largo de crecimiento económico. En otras palabras, las proyecciones deben considerar que la situación ha empezado a variar considerablemente, pues ya no solo dejaron de soplar los vientos a favor, sino que en el horizonte se presentan una serie de escollos difíciles de sortear, especialmente en el ámbito institucional.


La verdad efectiva de las cosas

La derecha arremete contra el presidente Castillo, imponiendo con algo de éxito la idea de que personifica el inicio de todos los males. La cual, por cierto, es falsa. Y lo es  porque lo que busca “denunciar” como “comunista” no es nada ajeno ni lejano a las premisas que, por ejemplo, usaron los europeos para su reconstrucción, luego de la segunda guerra mundial.



El país del Presidente

El penúltimo año de Humala confirmó la extinción de la política como característica general de las últimas décadas, asociada ahora –para no desacostumbrarnos- a una rápida desaceleración del crecimiento económico y la multiplicación de los conflictos sociales.


Pedro Castillo, el lado no tan oscuro de la luna

Parafraseando a Theda Skocpol[1] cuando busca comprender lo acontecido en la política estadounidense durante las últimas décadas, el distanciamiento y la perspectiva tienen la virtud de extraernos de raíz la fantasía de que la política peruana es una cascada imprevisible y continua hacia situaciones cada vez peores.