Artículos de Gerardo Saravia

Chuschi: IV. Chuschi 2014

A pesar de todo el horror que ha vivido el pueblo de Chuschi y las vejaciones de las que sigue siendo objeto, la vida continúa su curso. Lo que apremia ahora a los pobladores son los problemas concretos de subsistencia y progreso.


Chuschi: III. Desmembramiento

Han pasado 34 años y el abuso no es cosa del pasado. El Gobierno Regional de Ayacucho acaba de aprobar la ordenanza que posibilita el cercenamiento de una parte del territorio que históricamente le ha pertenecido a Chuschi.


Chuschi: II. Tras cuernos, palos

Walter Conde termina su contundente caldo de gallina y convoca a la delegación de chuschinos residentes en Lima que está reunida en un restaurante de Huamanga.


Chuschi: I. La quema de ánforas

El 17 de mayo de 1980, fecha en la que el Perú elegía un Presidente luego de 12 años, en Chuschi se quemaban las ánforas electorales. Un país a medio peinarse acababa de ser notificado: la nueva era de sangre había comenzado.


El desmembramiento de Chuschi

Hace diez años, el Informe Final de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) recomendó al Estado peruano una serie de medidas destinadas a paliar el daño causado a las víctimas de la guerra interna. Le pusieron “reparaciones” porque algún nombre debía tener.




El ¡bum! de la construcción

En el año 2002, cuando los astutos líderes de las bandas más avezadas se dieron cuenta de que el país entero estaba en construcción, que las obras proliferaban, que los edificios se multiplicaban, incorporaron como su rubro estrella al sector Construcción, que ha crecido a un ritmo más acelerado que la propia economía del país.



Javier Cercas: “El estado de bienestar es una conquista de la humanidad”

Ha escrito el libro más vendido en España, y no nos referimos a un libro de autoayuda ni esos de fácil lectura que han sido escritos luego de un estudio de mercado. Es uno que toca fibras muy sensibles de la sociedad española y que reflexiona sobre la historia y la guerra civil. Cercas es crítico, punzante y nada ortodoxo.