Artículos de Arturo Sulca Muñoz

El regreso a uno mismo para construir comunidad

“¿Cómo amalgamamos una comunidad?” Esta pregunta fue el punto de partida de una entrevista que me hiciera la mañana del 29 de julio de este año el periodista Carlos Cornejo en el canal televisivo estatal TV Perú. En este artículo, comparto algunas reflexiones complementarias que pueden contribuir a continuar el diálogo sobre los vínculos humanos.



La despolitización del terrorismo en la legislación contrainsurgente del Perú de los ochenta y noventa

En el Perú, hasta la década de 1970, la palabra que permanentemente desestabilizaba las prácticas políticas oficiales era “comunismo”. Los referentes internacionales estaban claros: la Unión Soviética, China, Cuba, entre otros. Sin embargo, a partir de la década de 1980, con la caída del muro de Berlín y la Perestroika, la denominación “comunismo” se fue desplazando paulatinamente hasta ser sustituida por “terrorismo”.


Nación, esa (im)posible comunidad

La manera convencional en que se ha solido concebir la nación se puede sintetizar en la definición propuesta por Stalin en El marxismo y la cuestión nacional de 1913: “Nación es una comunidad humana estable, históricamente formada y surgida sobre la base de la comunidad de idioma, de territorio, de vida económica y de psicología, manifestada ésta en la comunidad de cultura”.


Poder y subjetividad: de la sociedad disciplinaria a la psicopolítica

Las relaciones de poder nos constituyen. Michel Foucault (1998) ha planteado que no existe nada como el ‘gran Poder’ frente al que se oponga el ‘gran Rechazo’: solo existen múltiples, heterogéneos, desequilibrados, tensos e inestables entrelazamientos de relaciones de poder que producen modos de subjetivación, campos del saber, regímenes de verdad y técnicas de gobierno de formas complejas, móviles y localizadas en la historia.