Conflictos sociales

Baguazo: La gota que rebalsó el vaso

El día anterior no pudieron dormir bien. Rodolfo Atamain soñó que ni bien bajaban del camión para dirigirse al juzgado en Bagua, unos uniformados los capturaban. Cuando se ha estado nueve años en la clandestinidad con orden de detención, se duerme con los zapatos puestos y un ojo abierto, y se adquiere una dosis de paranoia. Las fronteras se reducen a un cuarto, una casa, una cuadra y, en este caso, a la comunidad Yamayacat, a la que ningún extraño puede ingresar sin permiso.

Leer más