Debate

¿Dónde está la izquierda?

Lo habitual es asimilar a la izquierda con un conglomerado de siglas y personas que, además, deben unirse. Pero eso cosifica lo que en realidad es una postura frente a la sociedad que, con partidos o sin ellos, existe de manera diversa, y siempre para plantear alternativas integrales que ponen como eje la voluntad política de atención prioritaria, y directa, a las demandas de justicia social, cuestionando radicalmente al sistema conservador vigente.


La posibilidad de una isla

La suma de todos los miedos.
Cerca del ritual quinquenal en el que nuestro país se enfrenta a sí mismo, podemos entrever, a favor de la Confiep y los poderes fácticos, el final predecible de una comedia amarga. Si bien es cierto que las tres versiones anteriores de este mismo producto estuvieron salpicadas de drama y suspenso, haciéndonos creer en la posibilidad de un mal menor o el premio consuelo, en esta cuarta versión la izquierda y el progresismo, no tendría margen ni para una cosa ni la otra. Según las últimas encuestas de Ipsos1, la tendencia principal ubica en segunda vuelta a candidatos (Keiko, García y PPK) que expresan la derecha más pura y dura. Un thriller inédito.


La izquierda frente a las elecciones del 2016

Parece que ya está meridianamente claro que la izquierda irá a las elecciones presidenciales en dos agrupaciones. Por un lado tenemos a Tierra y Libertad (Dignidad) con el membrete de Frente Amplio, con inscripción vigente.


Sobre Kukuli y Atacada: la traición al ideal

Hace poco vi Guerra ou Paz, un documental del portugués RuiSimões, uno de los últimos documentalistas militantes a la vieja usanza, que fue testigo y actor de los hechos antes, durante y después de la llamada Revolución de los Claveles, a mediados de la década del setenta del siglo pasado.


Los azotes del extractivismo sin responsabilidad social

Cambio climático, calentamiento global del planeta, capitalismo expoliador neoliberal salvaje, informalidad depredadora de la naturaleza e ilicitud destructora de personas, honras e instituciones, son los cinco principales azotes contemporáneos contra los derechos de las comunidades.


Ligero y farandulero

Para muchos filósofos y científicos sociales del mundo contemporáneo vivimos tiempos superficiales, ajenos a la reflexión, tanto así que si un joven piensa mucho lo consideran un “pavo”; es decir un tonto que pierde el tiempo en asuntos triviales. Para estos analistas de las sociedades actuales, el pasado se ha “achicado”.



Entronemos al bufón

20 de Diciembre 2014. En una tarde fría, un muchacho entra a una comisaría de los suburbios de Tours, en el centro de Francia. Sus documentos lo nombran Bertrand Nzohabonayo, nacido en Burundi, pero hace ya varios años que responde al nombre de Bilal, en honor a un discípulo de Mahoma. Unos gritos confusos se oyen desde la puerta del edificio, pero el silencio vuelve en seguida, luego del el estruendo inequívoco de un cuerpo cayendo al suelo.


Desolador

La revista Ideele me pide que opine sobre cómo veo el panorama político peruano. Puedo resumir mi respuesta en una palabra, pero que creo clara y contundente: desolador.


Independencias y los fantasmas de la insurgencia

Cuando se propone algo nuevo y distinto, las chances de que sea leído con los ojos de los viejos paradigmas son altas. Y esto es lo que ha sucedido con el artículo que Martín Tanaka publicó hace unos días en un medio local sobre el concurso de ensayos “Narra la independencia desde tu pueblo, tu distrito o tu ciudad” y el coloquio internacional “Las independencias antes de la independencia”.