Entrevista

Lourdes Flores: “Le doy gracias a Dios todas las noches por no haber ganado una elección”

Siempre digo que no he perdido por ser mujer, a pesar de algunas cosas complicadas que salieron en las campañas más que por el hecho de ser mujer, por no ser madre. La campaña del 2001 fue durísima. Eliane Karp habló en quechua y dijo que una mujer que no es madre es incompleta. Ese es un tema bien popular, que impactó mucho: un mensaje que iba directo al corazón. Fue una estrategia de campaña agresiva y negativa. En el imaginario popular, la Presidencia de la República – que era mi ilusión- debía ser ocupada por un varón casado, y de pronto aparece una mujer soltera y que no era madre.

Leer más