Especiales

Las pruebas rápidas del gobierno peruano

A estas alturas de la pandemia, la crítica al uso de pruebas rápidas como estrategia
para detectar casos de COVID-19 ya ha dejado de interpretarse como una postura
política y se ha convertido en un juicio general apoyado con evidencia científica.
Y es que entre los motivos que explican por qué el Perú terminó liderando el ranking
de los países con mayores tasas de mortalidad por la pandemia, a pesar de las duras
medidas de confinamiento que adoptó el gobierno apenas se desató la enfermedad en
el territorio, encontramos factores estructurales -como la precariedad del sistema
de salud y la informalidad-, pero también, esta otra variable de índole más caprichosa
y, por tanto, eludible, que las autoridades se han empeñado en mantener usando
argumentos que han cambiado con el tiempo.

Leer más