Añadir nuevo comentario

Resulta, siempre, pertinente

Resulta, siempre, pertinente reparar en aquellos personajes que dan señales de una actitud profética, como lo señala Hermann Cohen: el profeta se coloca en el lugar de los pobres y desde ahí da un diagnóstico de las anomalías del Estado y sus instituciones. De lo que se trata es no solo conceptualizar con argumentos bien fundados, sino estar en el momento del peligro donde la vida pende de un hilo. Recordar a Francisco, y otros y otras grandes figuras, anónimas por cierto, que asumieron con absoluta rebeldía y lucharon por la la paz y los derechos fundamentales de los menos favorecidos. La filosofía da las claves por dónde es que se debe ir abriendo y construyendo el camino de una sociedad sensibilizada y abierta al diálogo y al reconocimiento del otro.

Entrevista

Homenaje